El “Hítler Digital” (Parte IV)

25 07 2008

Capítulo 4: Del “Fascismo Digital” y el “Terrorismo Digital” (1ª parte)

Está claro que internet está, como hemos dicho, cambiando todo. De la misma manera que se producen estos cambios. El “Lobby” de la industria intenta decirnos lo que está bien y lo que está mal. Existe una industria y una serie de colectivos relacionada con esta, a la que no le gustan estos cambios; esta industria es la llamada “Industria Cultural”. Aunque no es la única

La “Industria Cultural” al igual que otros sectores está siendo afectada y por lo general no acepta los cambios que internet ylas nuevas tecnologías están realizando en los antiguos mercados y formas de negocio.

Es respetable que la “Industria Cultural” intente defenderse de las nuevas tecnologías. Lo que no es, ya no respetable, si no inaceptable es que intente que eso sea más grave de lo que en realidad es. Y de pensar en sí misma, cuando a todos/as nos afecta.

Desde hace tiempo y muy favorecida por internet, existe una nueva corriente cultural más liberal promovida por el movimiento del Open Source y el uso de las Licencias Libres. Estas licencias son menos restrictivas, que el llamado Copyright. El problema para la llamemos “Antigua Industria Cultural” es que no aceptan el uso de esas licencias o las menosprecian cuando menos. El caso es que ahora mismo en el mundo hay una diferencia abismalmente mayor de gente que usa Licencias Libres y Copyleft respecto a la restrictiva Copyright. Sin embargo la Antigua Industria del sector de la cultura sigue en sus trece de no aceptarlo.

Volvamos a la difusión de la cultura y más concretamente lo que gran parte de la industria llama “descargas ilegales” y la copia privada.

EL P2P y la Copia Privada

El P2P es un tipo de estructura de red que significa de igual a igual. Esta forma de red, que es punto a punto (peer-to-peer), está en boca de todos/as por que en ella se basan los llamados programas de intercambio de archivos, cada vez más difundidos. Ejemplos como este son eMule, Bittorrent, Ares,… El caso es que gran parte de la industria culturál está en contra de ellos. ¿Por qué?…

Hagamos un inciso y veamos por que nace un concepto denominado Copia Privada. Este concepto nace en los años 70-80 y se legisla sobre ello. Debido a que la gente tenía la costumbre de grabar cintas con las canciones de la radio y pasárselas a sus familiares y amigos/as para que las disfrutasen. El caso es que el legislador de la época legalizó esto, principalmente por que al ser una costumbre (y las leyes se basan en ellas) decidió aprobarlo. Muy poco tiempo después la Industria Cultural protestaría alegando que estaban perdiendo ventas por esa costumbre y se decidió crear el canon analógico para las cintas de vídeo y cassette (sobre 1986). El problema es que a lo largo de los años, la industria y las asociaciones de derecho de autor han presionado no sólo para dilapidar el término original de Copia Privada, si no de crear una nueva “compensación económica” en el caso de España, en forma de “Canon Digital”, que grabaría casi todo soporte de almacenamiento o copia.

Volvamos al P2P. En la actualidad los programas P2P deberían de entrar en la misma categoría de la Copia Privada, pero según la industria y sus asociaciones afines, esto es “piratería”. Esto es muy sencillo ciertas asociaciones de derechos de autor; primero alegan que hay ánimo de lucro” en el P2P. Cuando en el caso de España, esto no es así. Puesto que el lucro debe ser comercial (ganar dinero). Se defienden diciendo que hay sentencias del Tribunal Supremo que exponen que el ánimo de lucro “es cualquier ventaja obtenida”. El problema es que se olvidan de mencionar que estas sentencias son sólo en el caso de bienes físicos y materiales como bien dijo el gran abogado y experto en propiedad intelectual David Bravo. Uno de los defensores de internet, entre otras grandes personas. De todas formas debido en parte a la ignorancia del funcionamiento de internet y las redes P2P, existen ciertas personas, incluso dentro del propio mundo del derecho, que no consideran esto como Copia Privada. Cuando al ser una costumbre imposible de parar, debería de legislarse a favor.

Seguimos con la industria. Está claro que a la industria no le gusta lo que vé y va contra de todo lo que no sea lo de ella. Si a esto lo unimos a que intentan imponer de alguna manera su criterio, de forma poco coherente y sin ninguna igualdad. Podemos estar hablando de “Fascismo Digital”. Una forma de autoridad sin importar la opinión del resto en la era de internet y el mundo digital.

En la siguiente parte hablaré de lo que llamo “Terrorismo Digital”.

Salu2
Nova6K0